Imprimir

San José Obrero patrono de los trabajadores

Publicado en Noticias

El día 1 de Mayo del año 1955, el Papa Pío XII, instituyó la fiesta de San José Obrero. San José Obrero 1º de mayo 2016

Fiesta que ha de celebrarse desde el punto de partida del amor a Dios porque todos tenemos una responsabilidad en el basto campo de la relación con el prójimo basada en el amor: desde el trabajador al empresario y del trabajo al capital, pasando por poner de relieve y bien manifiesta la dignidad del trabajo -don de Dios- y del trabajador -imagen de Dios-, los derechos a una vivienda digna, a formar familia, al salario justo para alimentarla y a la asistencia social para atenderla; además, en este día, especialmente, se recuerda la responsabilidad de los sindicatos para logro de mejoras sociales de los distintos grupos, habida cuenta de las exigencias del bien de toda la colectividad y se aviva también la responsabilidad política del gobernante.

De todo esto se hace eco la doctrina social de la Iglesia porque se toca al hombre al que ella debe anunciar el Evangelio y llevarle la Salvación; así mantuvo siempre su voz a través de La Rerum novarum, Mater et magistra, Populorum progressio, Laborem exercens, Solicitudo rei socialis, entre otros documentos.

Pablo VI expresó durante su pontificado en el día del trabajador: "Vosotros, los hijos del trabajo, que durante siglos habéis sido los esclavos de la labor, buscad a aquel que declara que la vida es sagrada, que el obrero es libre de las cadenas que la primacía del materialismo y del egoísmo económico han soldado no sólo en torno de los puños de los trabajadores, sino en torno de su corazón y de su espíritu"... José, es concebido como un hombre de humildad y filial compromiso con la misión encomendada por Dios. "Buscad un principio, una razón que haga a los hombres iguales, solidarios entre sí, y que les devuelva la fraternidad. Y ello no en el odio contra otros hombres... Ya que todos viven en una comunidad natural, que traten de formar una sociedad humana y que sientan la grandeza de ser un pueblo", concluyó Pablo VI.

La defensa de la primacía de la persona, situarla en el centro de las relaciones laborales, de la economía, encuentra su eco en la defensa del trabajo decente que recoge Benedicto XVI en "Cáritas in Veritate", siguiendo a Juan Pablo II y alentando las recomendaciones de la OIT, para «una coalición mundial a favor del trabajo decente». Así lo explica en el nº 63: "Pero ¿qué significa la palabra «decente» aplicad al trabajo? Significa un trabajo que, en cualquier sociedad, sea expresión de la dignidad esencial de todo hombre o mujer: un trabajo libremente elegido, que asocie efectivamente a los trabajadores, hombres y mujeres, al desarrollo de su comunidad; un trabajo que, de este modo, haga que los trabajadores sean respetados, evitando toda discriminación; un trabajo que permita satisfacer las necesidades de las familias y escolarizar a los hijos sin que se vean obligados a trabajar; un trabajo que consienta a los trabajadores organizarse libremente y hacer oír su voz; un trabajo que deje espacio para reencontrarse adecuadamente con las propias raíces en el ámbito personal, familiar y espiritual; un trabajo que asegure una condición digna a los trabajadores que llegan a la jubilación". Nuestro reto, trabajar y luchar para que el trabajo esté caracterizado por la libertad, la igualdad, la seguridad y la dignidad humana.

Hoy, en muchos lugares, como dice Eduardo Galeano en una de sus obras: "El derecho laboral se está reduciendo al derecho de trabajar por lo que quieran pagarte y en las condiciones que quieran imponerte... Mientras caen los salarios y aumentan los horarios, el mercado laboral vomita gente. Tómelo o déjelo, que la cola es larga". Y en la conferencia que pronunció en Ciudad de México el 12 de noviembre de 2012: "El Dios del mercado amenaza y castiga, y bien lo sabe cualquier trabajador en cualquier lugar. El miedo al desempleo que sirve a los empleadores para reducir sus costos de mano de obra y multiplicar la productividad, es, hoy por hoy, la fuente de angustia más universal de todas las angustias".

Lo más lógico y natural es que fuera el titular de la nueva fiesta cristiana fuera san José, esposo de María y padre en funciones de Jesús, el trabajador que no lo tuvo nada fácil a pesar de la nobilísima misión recibida de Dios para la Salvación definitiva y completa de todo hombre; es uno más del pueblo, el trabajador nato que entendió de carencias, supo de estrecheces en su familia y las llevó con dignidad, sufrió emigración forzada, conoció el cansancio del cuerpo por su esfuerzo, sacó adelante su responsabilidad familiar; es decir, vivió como vive cualquier trabajador y probablemente tuvo dificultades laborales mayores que muchos de ellos; se le conoce en su tiempo como José «el artesano» y a Jesús se le da el nombre descriptivo de «el hijo del artesano».

En la fiesta del 1º de mayo celebramos a san José, justo y humilde carpintero de Nazaret, que pasó la vida no sólo en la meditación y la oración, sino también en las fatigas de su artesanía. José es el símbolo de la prudencia, del silencio, de la generosidad, de la dignidad y de la aplicación en el trabajo; también lo es de los derechos y de los deberes respecto del trabajo.

San José fue un auténtico obrero en el pleno sentido de la palabra, y el único hombre que compartió con el Hijo de Dios la tarea de todos los días.
Recordamos hoy, especialmente a todos los trabajadores de nuestras obras y a los del mundo entero, pidiendo al cielo para que sean instrumentos de paz, de progreso, de evangelización en su trabajo.
Para todos, feliz día de San José Obrero.

  • logo siervas

        

  • sersol

  • Novallavor

  • logo de avidi


  • logo ag

  • logo gran cas

  • vicentino
  • logo Burzaco


  • facebook    
  •              
    youtube

              
             

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web