Imprimir

Mensaje desde las Olimpiadas en nuestra escuela

Publicado en Noticias

Olimpiadas EscuelaCada cuatro años, los Juegos Olímpicos abren su libro de historias para el mundo. 

Sangre, sudor, orgullo, dramas y superaciones.Los atletas luchan sin descanso por un segundo, un centímetro, un punto o un gol.

Los atletas pasan apuros contra los prejuicios y las lesiones. Pasan apuros antes las incontables deficiencias física y estructurales.

Derraman sudor y lágrimas para vivir el espíritu olímpico, protagonizan juegos que quedan en la memoria colectiva por mucho tiempo.

Sufrir una grave lesión durante los partidos, someterse a una operación, volver a jugar y todavía conseguir una medalla es un camino heroico.

Sonreír y llorar, todo al mismo tiempo, en el mismo día y por innumerables razones. Son parte de la vida, de las conquistas, de los fracasos del "ser humano".

Los obstáculos en la vida existen y la idea es aprender, ver desde otros ángulos y crecer. Debemos colaborar con "Nuestra historia de vida".

¡Hacer, fallar, intentar, pasear, hablar, y luchar!

¡No quede fuera de juego!

¡No se acomode! ¡Viva!

Tome conciencia de que cada hombre fue hecho para hacer historia. Que cada hombre es un milagro y trae una revolución en sí.

El hombre fue creado para construir pirámides y versos, descubrir continentes y mundos, y caminar siempre, con un saco de interrogantes en la mano y una caja de las posibilidades en la otra.

No pongas frenos, no des vacaciones a tus pies.

¡Supérate!

¡Usted tiene que vivir el presente! Con los ojos, la respiración y la dinámica del cuerpo y del espíritu, en dirección al horizonte amplio, el futuro que comienza en un segundo después de cada latido del corazón... sin miedo al fracaso o al dolor...

Porque el dolor es inevitable.

El sufrimiento es opcional.

¡Eso es SUPERACIÓN Y MADUREZ! ¡Dicho en lenguaje evangélico, "Correr hasta el final!", según San Pablo.

En nuestra Escuela P. BUTINHÀ, del 15 al 18 de junio, el evento "Juegos escolares", este año han tenido un color muy especial, teniendo en cuenta los objetivos educativos programados: adquirir buenos hábitos deportivos entre los estudiantes, como la colaboración y la solidaridad, formarse en el buen carácter y en el ejercicio de la ciudadanía, motivando la participación en equipo con el orden y disciplina.

Inspirados en los consejos Del Papa Francisco, que recordando el lema Olímpico - "Citius, altius, fortius" ("más rápido, más alto, más fuerte")- nos recuerda que no es una incitación a la supremacía de una nación sobre otra, de un pueblo sobre otro, tampoco la exclusión de los más débiles y de los menos tutelados, sino que representa el desafío al que todos estamos llamados, no sólo los atletas: asumir la fatiga, el sacrificio, para alcanzar las metas importantes de la vida, aceptando los propios límites sin dejarse paralizar por ellos, sino tratando de superarse y superarlos."

Y también: que "el verdadero deporte favorece la construcción de un mundo más fraterno y solidario, contribuyendo a la superación de situaciones de injusticia y de un malestar humano y social [...] cada disciplina deportiva tiene su valor, no solo físico o social, sino también moral, en cuanto que ofrece a las personas la posibilidad, especialmente a los jóvenes y a los chicos, de crecer en el equilibrio, en el autocontrol, en el sacrificio y en la lealtad hacia los otros".

Comunidad Educativa "ESCOLA PADRE BUTINHÁ, Jacarepaguá.

  • logo siervas

        

  • sersol

  • Novallavor

  • logo de avidi


  • logo ag

  • logo gran cas

  • vicentino
  • logo Burzaco


  • facebook    
  •              
    youtube

              
             

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web