Nacimiento de Francisco Butiñá

2 Comentarios
1016 Vistas

Una niña en África, le dio a su maestra un regalo de cumpleaños. Era un hermoso caracol.

– ¿Dónde lo encontraste? – preguntó la maestra.

La niña le dijo que esos caracoles se hallan solamente en cierta playa lejana. La maestra se conmovió profundamente, porque sabía que la niña había caminado muchos kilómetros para buscar el caracol.

– No tenías que haber ido tan lejos solo para buscarme un regalo- comentó.

La niña sonrió y contentó:

– Maestra, la larga caminata también es parte del regalo.

Y nosotros, caminando desde el Norte y el Sur, desde tantos lugares distintos, hoy recibimos un importante REGALO: la vida del P.Butiñá, estrenada en Banyoles, el 16 de abril de 1834, y todavía llena de energía e inspiración para todos nosotros.

El hombre fue criado por Dios; luego, Dios es mi principio o creador. En efecto, hace cien años, cincuenta, ¿dónde estaba yo? Ya la tierra estaba cubierta de plantas, ya los pajarillos trinaban las alabanzas del Señor y yo todavía no era nada. Un granito de arena, entonces, valía más que yo.

¿De quién, pues, he recibido el cuerpo y el alma que ahora tengo? ¿He venido al mundo por azar o casualidad? Imposible, que del azar no saldrá nunca una obra tan bien dispuesta y ordenada como el hombre. ¿Lo he recibido todo de mis padres? Tampoco.

¿Quién fue, pues, que me formó en las entrañas de mi madre sino Dios, con poder y sabiduría admirables?

¡Oh buen Dios, ¿quién no os amará? Antes de que nadie pensase en mí, desde toda la eternidad, vos me amabais y teníais decidido ponerme en este mundo. ¿No podíais crear otros que os habrían alabado y servido mejor que yo? Sin duda, y, dejándolos a ellos en el abismo de los posibles, ¡me creó a mí!

Francisco Butiñá, s.j.

Carta a Dolores Oller, 29 de octubre de 1876

Este texto, que Butiñá escribió para su cuñada, y que es una expresión muy personal del Principio y Fundamento ignaciano, nos ayuda en este día, en el que recordamos el nacimiento de Francisco Butiñá y en el que celebramos la vida como elección.

Dios le elige a él. 

Francisco elige a Dios. Elige la vida que Dios le presenta.

Y nosotros seguimos eligiendo…

Sí, porque Francisco Butiñá es para todos nosotros un referente imprescindible, y por ello, experimentamos una elección especial: Elegimos la vida, elegimos el Taller. 

Y lo elegimos, porque nos hemos sentido llamados. Lo nuestro también es una llamada a elegir la vida del Taller. 

 

Para el día de hoy, nos hacemos esta propuesta: 

En un momento de silencio, piensa a qué te sientes llamado hoy. Considera qué signos o trazos de la vida de Butiñá siguen siendo llamada para ti y cómo lo vives en medio de tus relaciones y compromisos cotidianos. 

¡Escucha, mira y celebra! ¡Estamos de cumpleaños!


2 respuestas añadidas

  1. Hoje é um dia especial para todos nós da família Josefina . Agradeçamos a Deus pelo presente da vida do pe Butina. Sigamos com alegria do seus conselhos.

  2. GRACIAS a DIOS por la vida y la misión de Francisco Butiñá, por su talante creativo con el que evangelizó al mundo del trabajo del que se hizo uno de tantos… por el regalo de enseñarnos a contemplar a JESÚS en NAZARET, viviendo en familia, alabando a DIOS en el trabajo, haciendo REINO desde la vida oculta, pobre, sencilla…

Deja tu comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.