Catequesis “on line” en Quevedo

0 Comentario
897 Vistas

En todo el mundo, el estado de emergencia ocasionado por la pandemia, nos ha obligado a permanecer en casa y celebrar la fe “de otro modo”, en familia, en nuestros hogares, siguiendo las celebraciones a través de facebook, youtube o por televisión. También se han multiplicado las iniciativas para mantener viva, no solo la celebración, sino también la pastoral. En esta nota, hemos pedido a los catequistas de la iglesia de “La Dolorosa”, en Quevedo, que nos compartan su experiencia.

Llegado el momento de iniciar el curso de catequesis, se organizaron para no dejar a los niños sin esta importante actividad, así que vía internet se van reuniendo con los niños. Seguramente, hay mucho trabajo detrás de cada sesión, buscando el modo de “llegar” a los niños, así como de coordinación del grupo de catequistas. Pero todos los esfuerzos son valiosos cuando se trata de sembrar y acompañar en la fe a los niños. Y el entusiasmo se deja notar en los comentarios cariñosos con que los catequistas exponen el trabajo de los chicos, a través de videos y presentaciones.

También hay que destacar la implicación de los padres y madres, haciéndose presentes en las actividades que los catequistas proponen a sus hijos, procurando seguir el ritmo de las reuniones y celebraciones “on line”, atentos al adecuado desarrollo de las videollamadas que permiten a los niños conectarse con sus catequistas y compañeros.

Asimismo, en este camino, tan ilusionante como arduo, Karen, la coordinadora de catequesis, en nombre de sus compañeros, agradece el trabajo de las Hermanas josefinas, el constante apoyo que reciben de la comunidad.

Aquí les dejamos con unas palabritas suyas, así como el vídeo que muestra los trabajos de los niños. Es muy motivador. ¡Felicidades por vuestra constancia y creatividad!

Queremos dar a conocer al mundo entero que nuestra fe está más viva que nunca en nuestros corazones. Que esta experiencia nos motive a seguir adelante, confiando siempre en nuestro Dios, el mismo que nos concede la gracia de disfrutar de cada una de las bendiciones que recibimos.

En el mes de mayo vivimos la fiesta de nuestra Madre celestial, la Virgen María, quien siempre nos demostró que ser perseverantes y tener una fe intachable nos acerca más y más al Señor.

Nuestra Madre nos alienta a seguir firmes en el Señor.

Karen y grupo de Catequistas de la iglesia “La Dolorosa” (Quevedo)

https://www.youtube.com/watch?v=2wYySFVJPLo&feature=youtu.be

Deja tu comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.