Proyecto Créixer 2020

MUJER, LEVÁNTATE Y ANDA

Para muchos, aún la mujer es un ser cosificado y un tanto “invisible”. Y es que vivimos en una sociedad cargada de estereotipos que han ido peregrinando a través del tiempo, de las generaciones, las épocas, y que de unos a otros se han ido haciendo réplica limitando el entendimiento y minimizando la riqueza de la diversidad.

Reconocer el verdadero valor de las personas….uff, no es tarea fácil, y menos tratándose de nosotras… las mujeres. Y es que detrás de cada mujer, no hay un rol, hay una realidad que a pesar de muchos pesares, calza fortaleza, posibilidad, capacidad, ingenio…pero sobre todo, mucho, mucho corazón.

Ser “invisibles”…o mejor dicho, que te hagan “invisible” no entra dentro de los planes ni los deseos de nadie ¿verdad? ¡Cuánto poder le hemos dado a la invisibilidad…! Pero la verdadera visibilidad no viene de fuera, sino de lo más hondo y profundo de una misma. Cuando realmente te haces consciente de tu existencia, te conviertes en la protagonista de tu vida y de tu historia, descubres al ser humano que sencillamente eres, con sus miserias y sus logros. Cuando te permites el lujo de equivocarte y deja de ser tan importante responder a las expectativas de los demás. Cuando te miras y te ves llena de defectos, de debilidades…pero a pesar de todo, te quieres mucho, ¡ENHORABUENA!, eso significa que has aprendido a sonreír a la mujer que realmente eres.

¡EL MOMENTO ES YA!

TOCA LEVANTAR LA MIRADA

Mujeres que sienten y actúan según sus convicciones, que celebran la diversidad sin juicios ni prejuicios, siendo felices a su modo: libres, autosuficientes, empoderadas, casadas, cristianas, madres, religiosas, musulmanas, solteras… pero nunca solas; con ideas y proyectos, con el coraje suficiente para ir contra-corriente y crear juntas un modelo de vida diferente.

Y es que la realización personal, la propia promoción, el crecimiento de una misma y de las demás, no tiene etiquetas. Se va escribiendo línea a línea, renglón a reglón,  en las páginas en blanco que la vida nos ofrece.

Los deseos y ansias de superación, son la guía que nos empujan hacia la meta. Y es que no es cuestión de triunfar siempre, pero si de mantenerse erguidas, caminar, andar con valentía, dignas de respeto y admiración.

A todas y cada una de las mujeres que habéis creído y creéis en este proyecto “Créixer”, que lo construís día a día, que lo mantenéis vivo con vuestra presencia y vuestra ilusión, que sois ejemplo de esfuerzo y superación, y que os sabéis demostrar a vosotras mismas aquello de “Puedo porque puedo, y si me dicen que no puedo…también puedo”, ¡¡GRACIAS Y ENHORABUENA!!

Puri Rojo fsj