Providencias

0 Comentario
44 Vistas

Generalmente los acontecimientos importantes de nuestra vida son planificados, buscando momentos significativos o sencillamente los que sean más oportunos en nuestra agenda… Acabamos de vivir un acontecimiento muy importante en la vida de la Congregación y de la Iglesia. El XIX Capítulo General, recién finalizado, nos deja el sabor de haber hecho el camino de reflexión, de oración y de opciones, con mucho de novedad y de esperanza y no menos de desafíos en los tiempos que corren.

Seguramente no estuvo planificado que este final nos de- jara a las puertas de un nuevo Adviento, donde insistentemente, se nos invita a recorrer caminos y abrirnos a la ESPERANZA de un Dios que nos sale al encuentro, que nos deslumbra y nos descoloca con sus sorpresas, pero que también nos da la mayor de las certezas con su encarnación: Él camina a nuestro lado, El hará esta nueva etapa del camino con nosotros, con esta COMUNIDAD-TALLER que escuchó al Espíritu y se suma con renovado entusiasmo a la invitación del profeta…

Y todavía otra ´coincidencia´ no buscada: este nuevo tiempo de nuestra historia congregacional, coincide con la invitación del Papa Francisco a todo el pueblo de Dios a ponerse en camino sinodal, en este tiempo de preparación en las iglesias particulares, al Sínodo de los Obispos en el 2023…

No. No son coincidencias. Son «providencias». Son suficientes signos para sentirnos confirmadas en la esperanza de seguir haciendo los caminos que Dios y el P. Butiñá soñaron para esta Comunidad-Taller. ¡Vamos, con grande ánimo y liberalidad!