Queremos que todos se sientan interpelados por ‘la herida transformada’

0 Comentario
52 Vistas

…Y a este deseo de los Provinciales de la Compañía en América, podemos agregar, además de transformada, también la palabra transformadora…Estamos a punto de concluir este Año Ignaciano, en el que, una vez más, agradecemos el don de esta conversión para la Iglesia, que, por herencia paterna principalmente, nos alcanza y nos enriquece. Podemos haber leído, profundizado, orado mucho, bastante o nada, en este año donde la creatividad de nuestros tíos jesuitas se ha desplegado en el ‘universo mundo’.

Personalmente me impacta este misterio de ‘’la herida’’  que hace que un hombre cambie por completo de vida, siendo el motivo de celebrar todo un año ese hecho  ocurrido hace 500 años porque fue la experiencia fundante de la Gracia que, en la iglesia, sería después la Compañía de Jesús y la espiritualidad ignaciana que alcanza a tantos hombres y mujeres, nosotras entre ellas.

Es como decir: nos alegramos de esa bala de cañón, que volteó a Ignacio, pero lo transformó en el hombre nuevo para Jesús y el Reino. Es como decir: gracias a Dios por esa herida, dolorosa físicamente, pero que fue golpe de Dios, Principio y Fundamento de todas las demás.

La reflexión sobre la herida es tan interesante como profunda, y en este Boletín hay un artículo sobre ella…Solamente aquí la invitación a aprender de Ignacio esta experiencia…y con él mirar hoy nuestras propias heridas…esas que han sido un bombazo en el camino, en nuestros planes, en la misión… o tal vez haya sido una esquirla, suficiente para dañarnos…y a la luz del peregrino preguntarnos ¿qué hemos hecho con ellas?

¿Nos han transformado en algo mejor, aunque no hayamos llegado a la radicalidad de san Ignacio? Al ver la cicatriz, ¿aún no superamos la contrariedad o el dolor que nos produce? ¿Qué hacemos hoy con las heridas de la vida? Termina un año entero de celebración, reflexión por…¡una herida! Que este hecho nos ayude a contemplar el paso sanador de Dios en nuestra vida, nos ayude a hacer memoria de las nuestras y a hacer de ellas camino de santidad. Aún estamos a tiempo. hS

 


Deja tu comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.