Un año dedicado a San José

0 Comentario
11 Vistas

Venimos de celebrar un Año de san José en el que, los que le tenemos especial devoción y cariño, hemos sentido una especie de ‘orgullo’ de que otros tantos que no lo conocían o lo conocían poco, se hayan encontrado con él y mejor aún, hayan descubierto la grandeza de este humilde obrero, padre del Hijo. El santo del silencio dio que hablar y como buen patrono de los trabajadores, de paso, dio trabajo a muchos haciendo correr tanques de tinta y papel con reflexiones, oraciones, Cartas Apostólicas, triduos, estampas…y si a eso agregamos lo que de él hemos hablado, predicado, cantado…Sí que ha sido El

Año de san José, gracias a otra de esas geniales inspiraciones de nuestro Papa, fiel devoto del Santo.
Así que…en este nuevo 19 de marzo, fecha josefina por excelencia, ¿qué más podemos decir sin ser repetitivas, abundantes y poco originales? Poca cosa. Digamos que nada…Y…justamente eso es lo que proponemos en este espacio: no decir sino contemplar a José, el del silencio, el que no sale casi en las Escrituras –pero ‘editó’ cientos de escritos–, el que no habla –pero hizo hablar a miles!. Contemplarlo en su realidad, entrar una vez más al Taller, ´hogar de nuestra vocación´, y sentarnos a su lado oyendo su silencio…imaginando qué podrá decirnos allí HOY… Y escucharlo ‘como si presen-tes nos hallásemos’…
José…en tu silencio…¿qué te pareció este año que te dedicamos? ¿Cómo ves a la iglesia, al pueblo sencillo que en ti descubrió el hombre de fe que anima en el camino cotidiano? ¿Qué palabra de aliento, cercanía, sostén…podrías dar en esta hora de una guerra incompresible?

Te escuchamos…


Deja tu comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.